jueves, 21 de mayo de 2009

Las vueltas que da la vida

Ay, las vueltas que da la vida...tantas, que hay veces que todo nos da vueltas cuando paramos.
Ups, si os fijais he pisado al muñeco rojo, ohhhhhhhhhhhhh, seguro que fue malvado, creo que no lloraré, que la den.

11 comentarios:

Mina dijo...

Ayy, si ahora fueras peque o jovenzuela te llamarían Yoli (qué desgracia). Supongo, y espero, que Pipi y Fernandito Caramelo no sigan en contacto contigo y no tenga constancia de tu blog porque no creo que les hiciera ninguna gracia :/
Las vueltas que da la vida, para mal o para bien que sea siempre una montaña rusa (pero que suba rápido y se mantenga más tiempo arriba que abajo).
Un placer siempre escucharte; estoy aficionando a alguna compañera de piso a escuchar a Desidera y dicen: "me encanta la vocecilla que tiene" jejeje
Un beso, tiaca optimistísima!

Miguel Ángel dijo...

Antes que nada, Mina ha insinuado algo sobre tu edad, y dice que es una desgracia, casi nada.

Desideria es grande: "una monja con cara de virgen", jajajajaja. ¿Pues que quería Desideria? ¿una monja con pinta de streaper? jajaja, madre mía.

La historia de Fernandito caramelo se parece mucho a la mía, las niñas se fijaban en mi muchísimo, era agobiante hasta el punto de que tuve que mentir diciendo que era homosexual.

Oye Mina, ¿tus compañeras de piso están buenas? ¿les has enseñado mi blog? aficionalas a mi blog.

Las vueltas que da la vida, ya lo creo.

PanteraNegra dijo...

Miguel, tesoro, también estás perdiendo los dientes?????....jajajajaja
Mina, me puedes llamar como te de la gana menos ese nombre que no quiero ni escribir, desde muy pequeñita no contesto con ese nombre, es tabú.

MAD dijo...

Ya tengo conocimiento de este romance (hasta ahora) virtual (que se sepa, porque a saber que guarradas haceis por ahi detras), solo era por hacer una pregunta.... ¿como vamos vestidos al evento? de smoking, de frac, en chandal o en bañador.
ale ale, que se os ve muy.......

Anónimo dijo...

Me encanta como describes tu vida, estoy esperando el dia en que nos cuentes tu experiencia al parir a tus hijos, contado por ti seguro que nos haces reir.No hagas caso a las personas envidiosas y a las que sòlo viven para hacer el mal.Se feliz y sigue haciendonos felices a los que te seguimos.

africa dijo...

Te estaba oyendo y era como si estuvieras contando la historia de mi niñez, yo tambien fuí a un colegio de monjas hasta el tercer curso, después se fueron y tuvimos que integrarnos en el colegio del puebloo o colegio nacional como antes se le llamaba, bueno y despues todo lo que contabas fué igual, tambien habia un pipi y un fernandito, nos costó trabajo hasta acostumbrarnos a vernos sin el uniforme, pero poco a poco nos fuimos integrando en el entorno, con mucho esfuerzo pero al final no nos quedó más remedio que adaptarnos. Si tenemos la misma edad.......jajajjaajaj
AFRICA04

Anónimo dijo...

Después de contar con tu aprobación entro despacito y tocando la puerta suavemente con los nudillos...

Que graciosa Desideria y que razón tiene. La vida al final pone a todo el mundo en su sitio porque no entiende de delegados de clase ni de nada parecido.
Somos todos iguales y nos va jodiendo fisicamente (a veces tambien psiquicamente) poco a poco a todos por igual.
Y que placer encontrarte en el parque con los niños y ver a esa que te quito a tu novio o que era poco menos que una diosa inaccesible, gorda y oronda cual morcilla de Burgos corriendo tras su hijo llena de potito toda la falda y con los pelos revueltos.. aiinss que bien! que dulce venganza jajajajajajajaj

Volveré de visita pronto. Un beso.
MICROBIO

Mercedes dijo...

Buenos días mi queridísima Pantera,

Qué bueno el relato de hoy, qué recuerdo me trae de mi época en colegio de monjas, que por desgracia también tuve. Nada como unos años entre una fábricas de curas y monjas para saber apreciar lo bueno que tiene la vida.

Me imagino a tu pipi como Felipe de mafalda, el pobre, que crueles somos.

Yo como era muy aplicada en aquellos entonces no tuve mi primer noviete hasta los 19 años, mientras me entretenía haciendo rosarios de pastillas de goma, que al menos me endulzaban la vida.

Besos corazón, que se te quiere un montón. Besos a tu angelote (perdón Jesulote) y tus dos apéndices vitales.

Catalina dijo...

Jijiji, me encanta lo de Fernandito con una boca con un millón de dientes. Y la que se comió a Falete, ayss jajaja.

Ayss que vueltas da la vida, si cierto.
Me alegro mucho que hace unos años aprendieras a vivir.

Besos
Cata

Anónimo dijo...

Pocholi guapa, que vengo a dejarte un beso muy muy grande para que te dure de 10 días.

Me acordaré de vosotras en mis vacaciones, espero que vosotras de mí también.

Natalia.

Anónimo dijo...

Hola, soy un anónimo y quiero saber 2 cosas.

La primera es saber si es cierto es de que el rebujito en grandes cantidades emborracha.

La segunda cosa que quiero saber es porque maduro no actualiza el blog.

Ah... y aunque sea un anónimo (porque quiero mantener mi identidad en el anónimato) sigo a Desideria y espero que haya pronto algún nuevo capítulo.